martes, 22 de noviembre de 2016

Castrar o Esterilizar

¿Hasta que punto es bueno, o recomendable castrar o esterilizar a una mascota? ¿es privarles de algo que por naturaleza tienen derecho? En estas líneas vamos a explicar todo sobre la castración y la esterilización analizando todos los puntos de vista.
castrados

Mucha gente piensa que castrar y esterilizar es lo mismo, y caen en un error, vamos a explicar la diferencia:

La castración es la extirpación mediante operación quirúrgica de las glándulas sexuales de nuestras mascotas, los testículos en los machos, y los ovarios en las hembras, esta técnica es más drástica que la esterilización y elimina completamente los deseos de reproducción de los animales, reduce el temperamento agresivo por conducta sexual y ciertos tipos de agresión, ya que se pierde la competitividad por el apareamiento, pero ojo!, la castración no reduce la agresividad en un animal trastornado.

La esterilización consiste en una operación de vasectomía en los machos y de ligadura de trompas en las hembras dejando intactas las glándulas sexuales y dejando también intacto su apetito sexual, simplemente no se podrán reproducir.

La castración o esterilización no solo se da en perros y gatos, también en otros animales como conejos, cobayas, caballos...
pero tenemos que tener en cuenta varios factores, y son, el primero, que vamos a privar al animal de una cosa natural y segundo, que es una operación y por ende, tiene sus contradicciones, por ejemplo, un animal castrado tiene tendencias a engordar, ya que al reducir o anular su deseo de reproducción este se moverá mucho menos, con lo cual hay que darle un alimento específico para animales castrados y hacer que el animal tenga ejercicio para evitar problemas de sobrepeso.

perro gordo

Nunca debemos someter a los animales a esto si son porque tienen un mal comportamiento por mala educación, ya que el animal no tiene culpa de eso, la culpa es del humano por no darle una educación adecuada.

Para muchas personas el pensar en castrar o esterilizar a un animal es como un pecado capital, ir contra natura, en parte si, como dije al principio, estamos quitándole al animal un derecho natural, pero tenemos que pensar que el animal que tenemos es una mascota y si queremos que nuestra mascota crie tenemos que ser responsables de esas crías, vale ¿que las vas a regalar y ahora el problema es de otro? pues no, el problema sigue siendo tuyo.
Solo tienes que mirar en las calles, la cantidad e perros y gatos abandonados, o en los bosques, la cantidad de cerdos vietnamitas que fueron puestos en libertad cuando crecieron demasiado y han hibridado con los jabalis, o los galápagos de florida, o los conejos de angora con el conejo común, o el erizo africano con el erizo europeo... y la lista sigue y sigue...

conejo

Porque para mucha gente desalmada y sin paciencia, cuando la simpática mascota cambia, marca territorio, se vuelve territorial y agresivo y empieza a molestar a sus dueños deciden ponerla en libertad para que sea feliz, y eso es lo peor que se puede hacer, pues todo un ecosistema sufre las consecuencias.
Es en esos momentos, y también para evitar muchos tipos de cáncer si no queremos que nuestra mascota crie, que tenemos que plantearnos la castración y esterilización, pero siempre habiendo meditado muy bien todos los puntos de vista y no tomar una decisión a la ligera, pues es nuestra mascota la que va a ser operada, y aunque la operación en si no es nada, es una operación con su anestesia incluida.

Os dejo este vídeo donde os explico muchas más cosas sobre la castración y la esterilización que seguro os resultará muy interesante.