miércoles, 31 de agosto de 2016

Los animales en libertad

Poner a los animales en libertad, para que vivan libres y felices es una cosa que parece muy buena, pero antes de hacerlo tienes que ser consciente de todo esto:
Mucha gente, cuando se cansa de sus mascotas deciden que lo mejor para ellas es que sean libres, y sueltan la frase, los animales son para que vivan en libertad, de esa forma se autoconvencen de que lo que han hecho es lo correcto y pueden dormir bien por las noches.
Estamos de acuerdo en que los animales están mejor en libertad, que su hogar es la naturaleza, pero antes de poner a un animal en libertad tenemos que tener en cuenta muchos factores y no dejarnos guiar por que alguien a quien seguimos diga que le abramos las puertas a los pájaros que tengamos en casa, ya que eso puede ser un error fatal.




Primero: No podemos soltar un animal en un hábitat que no es el suyo, ya que lo que haremos es crear serios problemas al ecosistema, y esas cosas pasan porque los animales exóticos tienden a desplazar a las especies autóctonas, ya ha pasado con el cangrejo americano, la tortuga de florida, la gambusia o la cotorra argentina, y lo mismo ha ocurrido con plantas. Por lo tanto, soltar un animal en un hábitat que no es el suyo es atentar contra la naturaleza, muchos pensaran, da igual, al menos es libre, no, no lo es, este animal será perseguido y exterminado, y no penséis que usarán anestesia, no se gastarán ese dinero en el.

Segundo: Estos animales que tenemos como mascotas, ya sean hamsters, periquitos, tortugas... son animales criados en granjas y acostumbrados a que les den de comer, para este animal, conseguir comida significa que un humano le llene el comedero, algunos no sobrevivirán más de tres o cuatro dias por no saber como alimentarse.

Tercero: Estos animales no tienen la resistencia de unos animales salvajes, pongamos el ejemplo de un canario que siempre ha estado en una jaula, si lo soltamos por casa vemos que con dos o tres vuelos el animal ya está cansado, sus músculos están atrociados, con lo cual será una presa fácil para los depredadores, pues desconoce donde tiene que posarse y donde no para no ser atacado.

Cuarto: Muchos animales cogen una unión muy fuerte con los humanos, muchos son los casos, sobretodo en aves, que cuando los separan del humano con el que se han criado cogen depresión, dejan de comer y mueren.

Quinto: Supongamos ahora que tenemos un animal que es autóctono, ¿lo soltamos sin más? no, antes de poner a un animal en libertad tienes que acostumbrarlo a que se alimente por sus propios medios, tiene que pasar un tiempo hasta que descubra lo que es la comida y como conseguirla y sobretodo, que pierda el cariño con los seres humanos.

Es una idea muy bonita el que todos los animales sean libres, pero primero, tenemos que preguntarnos si podemos ponerlos en libertad y como los podemos poner en libertad para que sea seguro para ellos mismos y para otros animales.