lunes, 2 de enero de 2017

La Tortuga Falsa Mapa

La tortuga falsa mapa (Graptemys pseudogeographica) es la más conocida de todas las tortugas de la familia graptemys, ya que se encuentra muy fácilmente en muchas tiendas de mascotas.


Esta tortuga es muy fácil de reconocer porque tiene un caparazón muy singular en forma de sierra, tanto alrededor como en la columna vertebral, el caparazón es de un color marrón claro y el plastrón amarillo on dibujos grisáceos que van perdiendo con la edad, la piel de un color verde oscuro con líneas y dibujos amarillos y la boca, presenta un pico o "labio" de color marrón claro muy característico.

Diformismo sexual:

Los machos son más pequeños que las hembras y poseen las uñas de las patas delanteras más largas.
Las hembras poseen una cola más pequeña y más pegada al plastrón mientras que la de los machos es más larga y gorda y está más alejada.

Hábitat:

Suelen vivir en ríos, lagos, lagunas y estanques, son tortugas Americanas y se encuentran con mucha facilidad en el Missisipi y el rio Misouri de Estados Unidos, compartiendo hogar con las tortugas
Trachemys y Pseudemys:

La falsa mapa tiene dos subespecies, que son la:

Graptemys pseudogeographica kohnii
Graptemys pseudogeographica pseudogeographica

Alimentación:

Al igual que la mayoría de las tortugas semi acuáticas, es omnívora de adulta y exclusivamente carnívora cuando es un ejemplar joven, se alimentan de crustáceos, peces, insectos, carne, moluscos y animales en descomposición, incluso pueden llegar a alimentarse de otras tortugas de su misma especie.

Cuidados:
No es difícil cuidar a esta tortuga, sus cuidados son exactamente los mismos que las otras, lo principal es una buena alimentación, una tortuga bien alimentada es una tortuga que no enfermará nunca, hay que evitar siempre las corrientes de aire para evitar neumonías, y en invierno, proporcionarle un calentador para mantener el agua a una temperatura óptima, no es aconsejable dejar hibernar a los ejemplares menores de tres años, pues aún no tienen la energía suficiente para pasar todo el invierno sin comer y pueden morir en la hibernación.

Reproducción:

Las tortugas suelen empezar con la reproducción una vez han salido de la hibernación, el macho empieza a perseguir a la hembra poniendo sus patas delanteras en frente de su cara y moviendolas muy rápidamente, es conveniente proporcionar a las tortugas una zona con agua y tierra, preferiblemente en estanques, para que puedan depositar sus huevos, de lo contrario, pondrán sus huevos en el agua y estos no servirán para nada, una vez puestos los huevos, suelen tardar tres meses en nacer las tortuguitas.

Os dejo con un vídeo con más datos sobre esta tortuga que no os podéis perder: